martes, 2 de marzo de 2010

¿Que es el Mala Budista?

En Occidente, conocemos el mala (o rosario budista) como objeto de moda gracias a que modelos, artistas, músicos, intelectuales lo llevan como ornamento. Sin embargo, este rosario tiene un profundo significado en la tradición budista y tiene un uso muy específico dentro de la práctica contemplativa del budismo tibetano.

Breve historia del rosario.
El origen de esta sarta de cuentas es antiquísimo. Los indios representaban a Padmapani con un rosario en el cuello. Los antiguos romanos hacían uso del rosario; éste era también conocido en el Japón, Siam, Tonkín, Ceilán y otros países. Estaba igualmente en uso entre los mahometanos, de quienes lo tomó Pedro el Ermitaño para que los cruzados se sirvieran de él. Los turcos tienen un rosario compuesto de seis decenas, y otro de cien granos divididos en tres partes: mientras hacen pasar entre los dedos las cuentas de la primera treintena pronuncian treinta veces la fórmula Soubhan la Aláh, que significa Dios es digno de alabanza; en la segunda, dicen las palabras Elham la Aláh, o Gloria a Dios, y en la tercera, Aláh ecber, o Dios es grande.

El Mala.
El rosario tiene 108 cuentas o esferas pequeñas. La forma de 108 es la más usada en la secta japonesa Shingon. Las cuentas simbolizan las 108 pasiones y también los 108 Conocimientos. Lo que buscan la 108 cuentas es que en honor a buda esa repetido su nombre al manos 100 veces. Si no se está usando, el mala se coloca sobre la muñeca izquierda, se enrolla en tres vueltas o se coloca alrededor del cuello.

El mala es también un buen instrumento para la concentración. La práctica del mala crea un estado centrado de conciencia que se vuelve habitual. Constituye una buena práctica de control de la mente.

En el ritual practicado en el tantrismo se indica el uso del mala de la siguiente forma: usarlo en la mano derecha; los dedos meñique e índice no deben tocarlo. Las cuentas se sujetan con los dedos medio y anular y se giran con ayuda del pulgar. Siempre hay una cuenta extra colgando fuera de la serie, por eso es que son 109. La número 109 es llamada sumeru. Ésta nunca debe pasarse; es solamente para poder determinar en donde se empezó a orar.

Debe empezarse el mala en la primera cuenta contigua al sumeru y terminar en la última antes de ésta. Si tiene que darse una segunda vuelta, debe voltearse el mala y hacer que la última cuenta (en la que terminó la primera vuelta) se vuelva la primera al comenzar la segunda vuelta y así sucesivamente cuantas veces se desee.

Otra forma de trabajo del mala y de sujeción del mismo es la siguiente:

Rosario en la mano derecha: los dedos meñique, anular y medio representan (según enseña Sathya Sai Baba) los tres gunas, el dedo índice simboliza la vida o el alma individual y el dedo pulgar, el Ser Supremo o Brahman. Los tres gunas o modalidades de la naturaleza son: tamas u oscuridad ignorancia e inercia, rajas o actividad y emotividad, y satva, o bondad, nobleza y felicidad.

El ir pasando las cuentas del rosario entre los dedos índice y pulgar, y deslizarlas sobre los tres dedos restantes extendidos, o gunas, equivale al deseo del alma individual (índice) de unirse al Alma Universal (pulgar).El rosario descansa principalmente sobre el dedo medio o satva, representativo de la bondad. En esta forma se separa al ser individual de los demás atributos de la materia (anular y meñique). Con la punta del dedo índice tocando el dedo pulgar, debe rotarse cuenta por cuenta el rosario. En este ejercicio, aunque el índice tocara el dedo medio, se estaría en contacto con la nobleza y bondad que representa.

El material de que están hechas las cuentas tiene un efecto sobre la química del cuerpo. Los materiales qu pueden usarse incluyen tulsi, sándalo, semillas de loto, rudrakshas, coral, perla, cuarzo o cristal, concha, plata.

El mantra más utilizado del budismo tibetano es Om Mani Padme Hum, esta relacionado al bodhisattva de la compasión, Avalokiteshvara. En este mantra, la sílaba Om representa la presencia física de todos los budas. La palabra Mani que quiere decir la joya en sânscrito simboliza la joya de la compasión de Avalokiteshvara, capaz de lograr todo los deseos. La palabra Padme quiere decir el loto, la flor bonita que nace en el barro; de la misma manera, nosotros debemos superar el barro, es decir, las cualidades negativas y empezar las cualidades positivas. La sílaba, Hum representa a la mente iluminada, este es el significado del mantra.

Fuente: http://www.taringa.net

1 comentario:

Sandra dijo...

¡Muchas gracias por el artículo, es la información que necesitaba!