viernes, 7 de enero de 2011

Nástika

Heterodoxo’ en sánscrito, que se escribe nāstika en el sistema IAST y नास्तिक en letra devánagari) es un término técnico utilizado en el hinduismo para referirse a las escuelas filosóficas y movimientos religiosos que no aceptan la autoridad de los cuatro Vedás como la verdad suprema, haya sido ésta revelada o no. La palabra nástika supone el contrario de ástika.

Ástika (‘ortodoxo’, que se escribe āstika en el sistema IAST y आस्तिक en letra devánagari) es el término utilizado en el marco del hinduismo para referirse a las doctrinas que aceptan la autoridad de los Vedás como escrituras supremas reveladas e irrefutables.

De acuerdo a estas definiciones, las doctrinas niaia, vaisheshika, sankhia, yoga, purva mimamsa y vedānta son clasificadas como escuelas ástikas, mientras que el budismo, el jainismo o la filosofía chárvaka (abiertamente atea) son clasificadas como nástikas.

Según Chatterjee y Datta, «en los lenguajes indios modernos, ástika y nástika generalmente significan teísta y ateo, respectivamente. Pero en la literatura filosófica sánscrita, ástika significa ‘alguien que cree en la autoridad de los Vedás’ o ‘alquien que cree en la vida tras la muerte’. Nástika significa así el opuesto de ellos, estando la palabra aquí usada en el primer sentido. En el segundo sentido, incluso las escuelas jainistas y budistas son ástikas, ya que creen en la vida tras la muerte. Las seis escuelas ortodoxas y la Charvaka son nástikas en los dos sentidos».

Las doctrinas clásicas de la India suelen atribuir a las filosofías nástikas un mismo origen védico o brahmánico, por lo que coloquialmente se las nombra como filosofías ateas, pero su significado más preciso es que son religiones basadas en los textos védicos, aunque a la vez rechazan la autoridad total de estos textos, mediante un escepticismo metódico, agnóstico o científico.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Puntos importantes para entender el camino budista.

Algunas ideas erróneas sobre el budismo

El "despertar" budista no es debido a una revelación divina, sino que se produce como un descubrimiento directo y personal de la realidad última. Un Buda no es un dios, ni un mesías, ni un profeta. El budismo no afirma a un creador del universo como causa última de la realidad, y sus enseñanzas no son percibidas por sus seguidores como dogmas.

El problema del que parte el budismo.
El propósito del Budismo es la erradicación definitiva del sufrimiento, insatisfacción vital, o descontento que se manifiesta de manera inevitable en uno u otro momento de la vida. Acorde al pensamiento budista, la causa de la insatisfacción (frustración, tensión, etc..) es el deseo (‘sed‘ entendido como los movimientos de la voluntad para la aproximación o el rechazo, surgiendo aferramiento, aversión, temor, etc...).

Todas estas ‘pasiones‘ se desarrollan por un "yo" que es vivido como totalmente existente y que de ese modo los padece. Pero debido a que el "yo" es una entidad que depende de varios factores para poder existir, es considerado en el budismo como una ilusión que depende de ellos. Es por tanto un efecto que surge de la ‘ignorancia‘, es decir, de una percepción errónea de la vida, la existencia y el ser. El "yo" es por tanto mantenido como el resultado de un proceso continuo de cinco agregados que varían a cada instante.

Cuándo estaría solucionado el problema según el budismo.
El cese definitivo de este problema se da, según el budismo, tras el ‘despertar‘, que ocurre como resultado del cultivo (Bhavana) de las enseñanzas de Buda. Este despertar supone el cese de una errónea posición respecto a la realidad y la vida. Este cese se produce según algunas escuelas budistas mediante un aprendizaje progresivo y según otras mediante un aprendizaje centrado en la intuición y la espontaneidad. Ese cese (Nirvana) implica que la persona ‘se da cuenta‘ por él mismo de manera directa de la verdadera naturaleza de la realidad y de él mismo. El despertar consiste pues en la experiencia directa más allá del entendimiento intelectual de que los objetos y fenómenos de la realidad (incluida la propia persona) no existen exactamente de la manera en que eran vividos anteriormente.

Esta experiencia de transformación lleva a un nuevo estado no expresable con conceptos o palabras; en donde se alcanza el potencial innato ‘desvelando‘ una profunda e inherente sabiduría y compasión por todos los seres vivos.

Cómo propone el budismo resolver el problema. La práctica
Al ser imposible explicar con el lenguaje este nuevo estado, las enseñanzas resaltan que sólo pueden señalar o indicar al seguidor cómo alcanzarlo por sí mismo. Con este fin, el budismo prescribe un método, o ‘camino‘, con el que se intenta evitar los extremos de una búsqueda excesiva de satisfacción por un lado, y de una mortificación innecesaria por el otro. Este camino comprende la sabiduría, la conducta ética y el entrenamiento o cultivo de la ‘mente y corazón‘ por medio de concentración, atención y la plena consciencia del instante presente de manera continua.

Fuente: De Wikipedia, la enciclopedia libre

sábado, 18 de septiembre de 2010

Dificultades occidentales para definir el Budismo.

Jóvenes monjes budistas tibetanos de Drepung. Una discusión muy común en Occidente es la de si el budismo puede o no ser considerado una religión. El budismo es reconocido de manera general por la práctica totalidad de las obras de referencia y consulta como una de las grandes religiones del planeta, y afirma una vía de liberación espiritual al sufrimiento, a pesar de que el Buda rechazó el dogmatismo y la fe ciega.

Si nos basamos en los modelos adoptados por los estudiosos de las religiones del mundo, como por ejemplo el que usa Ninian Smart, las dimensiones religiosas del fenómeno cultural del budismo se manifiesta en la presencia de los siguientes aspectos entre otros:

Experiencial y Emotivo: Esto es observado en el énfasis que pone el budismo en el valor de la propia experiencia personal directa, y en una búsqueda de conexión emocional con algo más grande que el sí-mismo, a lo que Myokyo-Ni se refirió como "religarse" a la existencia, la vida o la "base del ser".
Práctica Ritual y Devocional: Aunque el énfasis de las escuelas budistas en la devoción y en la práctica de rituales es muy variable, todas ellas realizan alguno.
Narrativas y Mitos: El budismo utiliza innumerables historias y parábolas edificantes e instructivas. La misma historia de Siddhartha Gautama se ofrece como un modelo de vida y contiene elementos claramente fantásticos y simbólicos.
A parte de estas tres características, este modelo también incluye otras cuatro dimensiones adicionales: Doctrinal/Filosófica, Ética/Legal, Social/Organizativa y Material/Objetos, todas ellas también presentes en el budismo.

El motivo que genera dificultades en la mente de muchos occidentales para poder calificar el budismo como religión, es su carácter no teísta. Al "heredar" la cosmología del hinduismo, el budismo menciona devas (ángeles o deidades), pero aún así, niega que estas deidades tengan una esencia eterna, no se conciben como una realidad independiente del sujeto que las percibe y no pueden afectar o interceder en la liberación de la persona.

Otra complicación aún mayor lo constituye el hecho de que el budismo tampoco señala a un alma eterna (aunque el Budismo no pueda ser tampoco considerado Nihilista) cuando en Occidente se suele asociar la religión con la conexión del alma con la divinidad. Esto es un patrón que es cultural e influenciado por las religiones abrahámicas, pero no es universal aunque haga que muchas personas vean el budismo como solo una filosofía, o solo un modo de vida y práctica, o solo una técnica de mejoramiento personal.

De hecho, aparte de no afirmar la existencia de un dios como última explicación de la realidad, el budismo realiza además indagaciones muy elaboradas sobre las características y la naturaleza fundamental del ser humano, la mente y la realidad. Sin embargo el budismo no puede ser considerado solamente una filosofía ya que no es sólo un mero cultivo intelectual o personal, sino especialmente espiritual.

Apreciaciones sobre la importancia relativa de esta discusión
Sin embargo este debate sobre la naturaleza del budismo sea posiblemente un fenómeno mayoritariamente occidental porque las lenguas no-europeas no poseen una traducción exacta para la palabra religión. De hecho, en la opinión de algunos eruditos budistas orientales, como Walpola Rahula, cualquier tipo de concepto con el que identifiquemos al budismo no constituye más que un "etiquetado"carente de relevancia. A partir de finales del siglo XIX el budismo se ha ido conociendo mejor en Occidente, donde desde entonces ha influenciado paulatinamente el pensamiento, el arte y la psicología humanista y existencial.

Fuente: De Wikipedia, la enciclopedia libre

miércoles, 30 de junio de 2010

Surgimiento condicionado (pratītya-samutpāda).

El surgimiento condicionado es expuesto en el Maha-nidana Sutta o "Discurso de las causas". Constituye una formulación elaborada del proceso de existir y de cómo los seres están atrapados por la ignorancia en un ciclo de sufrimiento. Este proceso es constante, y supone una explicación que abarca tanto la duración de todas las vidas pasadas como de la vida actual, instante tras instante. Por lo tanto el "ser" supone un ámbito que se crea y destruye momento tras momento.

La originación dependiente contiene 12 eslabones:

1.Avidyā: ignorancia
2.Samskāra: formaciones mentales
3.Vijñāna: consciencia
4.Nāma Rūpa: nombre y forma (pre-materialidad)
5.ŞaDāyatana: sensorialidad (organos sensoriales)
6.Sparsha: contacto
7.Vedanā: sensación
8.Tŗşņa: deseo, querer
9.‘‘Upādāna’’: aferramiento
10.Bhava: devenir
11.Jāti: nacimiento
12.Jarā-maraņa: decaimiento, vejez, muerte.

Así, con la ignorancia como condición surgen las formaciones mentales. Con las formaciones mentales como condición surge la consciencia. Con la consciencia como condición surge el nombre y la forma. Con nombre y forma como condición surgen los órganos sensoriales. Con los organos sensoriales como condición surge el contacto. Con el contacto como condición suge la sensación. Con la sensación como condición surge el deseo. Con el deseo como condición surge el aferramiento. Con el aferramiento como condición surge el devenir. Con el devenir como condición surge el nacimiento. Con el nacimiento como condición surge el decaer, la vejez y la muerte.

Mientras la ignorancia no se erradica, de nuevo se repite el proceso sin fin. El camino budista busca erradicar la ignorancia y romper ésta cadena, es lo que se conoce como nibbana o nirvana (el cese) de ésta cadena.

Fuente: De Wikipedia la enciclopedia libre